Misterio en el San Isidro

Por Fernando Escribano Martín / fernando.escribanom@uam.es

Para celebrar el día del libro, el 23 de abril de 2021 y durante más de dos semanas, en el IES San Isidro de Madrid, uno de los institutos con más historia de la ciudad, se celebraron una exposición y una jornada sobre novela gráfica.

La iniciativa surge a partir de que uno de los profesores, Enrique García Ballesteros, plantea al área de actividades la posibilidad de trabajar distintos temas curriculares, no solo la historia, a partir del uso de novelas gráficas. Se constata que la biblioteca del centro no tiene apenas material de este tipo y la dirección decide hacer una inversión y suplir esta carencia. Se consulta a los departamentos qué podría funcionar y se hace un listado conjunto de títulos para comprar.

A partir de esta iniciativa, para que los libros los pudieran tomar prestados los alumnos y los pudieran utilizar como recurso los profesores, Ana Anta y Esther García, dos profesoras del centro, crean un grupo de whatsapp específico con otros profesores interesados y se involucran en la organización de una jornada telemática informativa con autores y en llevar a cabo una exposición con cómics y carteles en el propio centro para que alumnos y profesores, mediante visitas guiadas, conozcan los distintos estilos de cómic, los títulos adquiridos por el instituto, y las posibilidades de trabajo y lectura.

El día 20 de abril se lleva a cabo la jornada telemática mediante videoconferencia en Teams en la que, durante dos horas, participan Quan Zhou Wu, Alfonso Zapico, Teresa Valera y Juan Díaz Canales. Los autores, los historietistas, hablan a alumnos y profesores de sus comienzos, de lo que leían y de cómo se consiguieron afianzar en su posición actual, una total referencia en el mundo de la ilustración española, en pleno desarrollo y no comparable como mercado por ejemplo al francés, pero con una calidad y variedad sobresalientes.

Junto a este texto aparecen unas imágenes de la exposición. Hablando con sus responsables y pergeñadores, y siguiendo la charla con los historietistas, te das cuenta de varias cosas que nos sirven para el proyecto del que forma parte la página: el cómic como lenguaje para contar historias (verídicas o no, más o menos interpretadas, totalmente ficticias o ensoñadas) es un lenguaje atractivo y motivador que puede utilizarse en el aula. Se trabaje o no en clase, más o menos, permite contar cosas, reales o ficticias, de forma diferente, buscando públicos que pueden iniciarse con ello en otros modos narrativos. El contacto con los/las narradores, editores/as y libreros/as es fundamental para la labor que desarrollamos con el alumnado. Vista la exposición y oída la charla, sobre todo la parte de diálogo con los alumnos, el que esto suscribe ha ido a ver lo que tiene de lo citado, ha hecho un listado de lo que le falta y va a comprar ya, y ha pensado qué introducirá en próximas clases, valorando nuevas posibilidades.

El Instituto San Isidro de Madrid ha sido siempre una referencia por diversos motivos, y seguirá siéndolo si apuesta por el camino de la innovación y la transversalidad, y adopta e integra lenguajes distintos en su labor educativa. La innovación educativa no es tan misteriosa como a veces puede parecer, consiste también en buscar siempre nuevos caminos, nuevos lenguajes. Como aquí.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.